Un toque de color en la cocina

Los colores están asociados a las emociones, a los sentimientos, y generan reacciones físicas al verlos. Estas reacciones regularmente son positivas, principalmente en entornos que requieren de creatividad, relajación y buena sazón, tal es el caso de la cocina.

Para sacar mejor provecho de los colores es bueno usarlos en pequeñas cantidades y en espacios reducidos para hacer un balance. Esto quiere decir que puedes incluirlos en accesorios si no quieres cambiar el tono de tus paredes.

Entre los tonos más recomendados para decorar este tipo de espacios en el hogar están el azul, ya sea en utensilios o muebles auxiliares; el rojo y el amarillo en vajillas y vasos.

Ten presente que el ambiente influye no solo en lo que comemos sino en la forma en que preparamos y presentamos los alimentos.

 

 

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *